Configurar seguimiento por correo

La Bioquímica del amor


Pirámide del amor según Alonso Acuña Cañas

El amor como cualquiera de las demás emociones principales (Miedo, alegría, tristeza), implica que el cerebro crea una bioquímica particular que la propicie. Sobre la cascada de substancias que guía el amor puede decirse que es como una pirámide secuencial que comienza con los fenómenos universales de atracción entre individuos de la misma especie y se continua con un complejo proceso de encefalización (ascenso en los núcleo del cerebro) y de neurotransmisores que culmina en algo que podemos llamar el “verdadero amor”. Para efecto de análisis el proceso del enamoramiento se divide en cuatro fases principales que tienen en cada una sus propios neurotransmisores específicos.
1- Primera fase del enamoramiento: La atracción simple (El “ludus” según los Griegos) La atracción está presente desde los mamíferos inferiores basada siempre en la misma substancia: La testosterona. Atraerse depende de los sentidos (ver la otra persona, oírla, sentirla), involucra el instinto básico de la especie que busca la reproducción como primer objetivo. Es una experiencia universal con diferentes definiciones operativas puesto que está involucrada la cultura del individuo que tiende a moderar el deseo. Es selectiva de pareja para la cópula o el coqueteo, pero no a largo plazo. Es copular sin euforia. Sin embargo se desencadenan pulsos acelerados, dilatación de la pupila, secreción de saliva y erección. Influyen también los circuitos cerebrales evolutivos y la genética. Es una fase del paleocerebro o cerebro primitivo,

Neurotransmisores de esta fase:· Testosterona: Es la “hormona del deseo” y es un afrodisíaco natural. Es universal (De hombres, mujeres y animales). Depende de los sentidos para activarse (Vista, oído, tacto, olfato, gusto, usualmente en ese orden). Aunque invita a la promiscuidad no es caótica puesto que en los humanos está moderada por la cultura
· Feniletilamina (FEA): Esta es la “amina excitante”. Se define en frases como: “Me encantan tus ojos”. Cuando actúa produce vigilia, taquicardia y enrojecimiento. No produce placer como tal. Está presente en el chocolate.
2- Segunda fase - Amor Romántico (El “Eros” según los Griegos): Cuando luego de la atracción el amor continua su curso busca centrar la atención en una pareja en particular. Se necesita la frecuentación. Aparece la fascinación, el deseo de establecer un algo más profundo con la persona que se ama. La dopamina produce bienestar al estar en su compañía. No se siente hambre, sed o frío. Las conversaciones duran horas. Es sin duda una imbecilidad transitoria que parece más un tipo de adicción a substancias como la dopamina. Si existe relación sexual implica éxtasis y adicción. Termina en algún tipo de enlace de semanas a meses pero el vínculo no sirve para algo estable y definitivo. Parece diseñado por la naturaleza con el tiempo suficiente para engendrar un hijo. Esta basado en el cerebro medio o sistema límbico.
Neurotransmisores involucrados en el amor romántico:Dopamina: Se considera el “elixir del amor”. Es una substancia que produce euforia, una auténtica “borrachera amorosa”. Está involucrada en los mecanismos de recompensa. Es un sistema para conservar la relación al menos por 12-18 meses
Norepinefrina: Mantiene el deseo sexual original; aumenta las expectativas, produce insomnio, baja apetito y genera las posiciones de apareamiento
Serotonina: Es el neurotransmisor del humor. Su aumento produce obsesión por el ser amado (Trastorno obseso compulsivo). Esta presente en el Triptofano (Ej: Leche Tibia). Se aumenta en primavera. Se aumenta con la eyaculación
3- Tercera fase: Apego (La “philia” según los griegos): El amor que continua su curso implica otro elegante circuito cerebral. Es un amor romántico que ya maduró. Implica “una vida ligada a la tuya”. Se aumenta el aprecio, cariño, ternura, pero baja el deseo sexual. Se acentúan el bienestar y seguridad. Los sentimientos primitivos se mantienen pero aparecen otros más fuertes, como soñar despierto, un confite es un gran regalo, los versos, las cartas, las serenatas. Esta basado en el neocórtex y por tanto es más racional.
Neurotransmisores involucrados en la fase del apego
- Oxitocina: Es la hormona del apego en especial en las mujeres. Aumenta con los toques y roces. Se aumenta con el orgasmo femenino. Deseo de repetir. La liberación de esta substancia explica la relación madre-hijo. El amor de la madre nace en una base bien avanzada del amor.
- Vasopresina: Es la substancia que produce apego en los machos. Es la base del “Instinto paternal”. Se aumenta con el orgasmo masculino
4- Cuarta fase – El amor Verdadero (Es el “Agape” según los Griegos): El amor verdadero implica varias cosas: La aparición de una substancia teórica que podríamos llamar el “alfa-beta-metil-amor” y que no conocemos todavía. En segundo lugar implica el “imprinting” celular que hace la oxitocina. El amor verdadero es un apego duradero donde aparece un cariño tan intenso que la compañía no es indispensable, la presencia se siente aun en la ausencia de la otra persona. Existe una Interdependencia independiente. Puede ser evo puesto que no está ligado a la ética (lo bueno y lo malo), ni a la estética (lo bonito y lo feo). Esta localizado en el neocórtex.