Configurar seguimiento por correo

Cirugía de próstata: ¿Qué pasa con la sexualidad?


Existe una comprensible confusión en el público en general sobre las implicaciones que la cirugía de próstata tienen sobre la sexualidad del individuo. En general la gente piensa que operarse de la próstata es "castrarse un poco", lo que en general no es cierto. Para entender mejor este tema habría que dividir el asunto en los tipos de cirugía y los tipos de disfunción sexual posible (Del deseo, de la eyaculación y de la erección).


Existen al menos dos divisiones grandes de cirugías para la próstata:


- Las cirugías para el crecimiento benigno: Cirugía abierta, RTU (Resección transuretral) de la próstata y Green laser (Resección con láser verde). En este caso la cantidad de eyaculación disminuye en algún porcentaje puesto que la próstata aporta una buena parte del liquido seminal y la cirugia induce la eyaculación retrógrada hacia la vejiga. La erección no debe tener ningún cambio, antes bien debería mejorar. El deseo y el orgasmo no cambian.
- Las cirugías de problemas malignos: Prostatectomía radical (Abierta, laparóscopica o Robótica). En este caso la eyaculación se pierde por completo, la erección se conserva en la medida que se hayan conservado los nervios de la erección y es recuperable al futuro con un programa adecuado. El deseo y el orgasmo tampoco cambian.
En conclusión: Todo procedimiento de próstata afecta la eyaculación. Solo los procedimientos para cáncer afectan la erección.