Configurar seguimiento por correo

El orgasmatrón


El fabuloso “Orgasmatròn”, un aparato capaz de mejorar un tipo de la más compleja disfunción sexual femenina está reportado en la literatura en el año 2004 por un médico especialista en anestesia y manejo del dolor llamado Stuart Melody de Winston Salem – Carolina del Norte - USA. Como muchas otras cosas fue descubierto accidentalmente al buscar tratamientos efectivos para control del dolor con estimulación eléctrica. Consiste en un dispositivo generador de electricidad manufacturado por Advanced Medical Electronics Corporation (AME Corp.) y con electrodos que se instalan quirúrgicamente en la médula espinal. Las señales se envían con un control remoto. Aunque parece prometedor el costo no es asequible por el momento: 13000 dólares aproximadamente.
El cine ya hablaba de “Orgasmatrones” previamente. Por ejemplo en Barbarella, una película del director Roger Vadim en 1968 con la actuación de Jane Fonda, se mostraba un aparato inventado por Durand Durand, el demonio antagonista de Barbarella. También llamado “Excessive Machine” producía un masaje creciente sobre la zona genital. Era operado desde un teclado que parecía un gran órgano. Manipulando las teclas el operador induce un gran placer sexual a su víctima, suficiente para causar la muerte por orgasmos, aunque en la película finalmente la máquina se sobrecalienta y se destruye.

También en “El dormilón” o “Sleeper” (1973) de Woody Allen sobre el tema un hombre que ha dormido cerca de 200 años, el orgasmatron es un aparato de la sociedad del futuro en el año 2173 . Consiste en un gran cilindro capaz de alojar una o dos personas. Cuando se entra en él, el aparato tiene una tecnología del futuro (No descrita) que induce rápidamente el orgasmo. Estaba plenamente indicado puesto que hombres y mujeres eran impotentes o frígidas, excepto los italianos.