Configurar seguimiento por correo

Eyacularás con dolor. Los trastornos de la eyaculación

Como problema sexual, la eyaculaciòn precoz por su alta frecuencia en la población se convirtió en el paradigma de los transtornos eyaculatorios, opacando a otros que van tomando importancia a medida que el hombre envejece. Aparecen entonces fenómenos la "eyaculaciòn babeante", la "eyaculaciòn retardada", la "eyaculaciòn asincrónica con el orgasmo", la "eyaculación dolorosa", la disminución en la cantidad de semen o hipoespermia, la eyaculaciòn sin placer o anhedónica y finalmente la eyaculación retrógrada que puede tener causas especiales como cirugías de próstata previa. Los trastornos de la eyaculación no son entonces alteraciones en el tiempo de la eyaculación como la "Eyaculación Precoz". Todos los fenómenos anteriores se explican porque el músculo liso encargado del fenómeno que llamamos en conjunto eyaculación y que consta de dos fases: Emisión del semen y Expulsión del mismo por la uretra, un sistema que comienza a sufrir de las mismas alteraciones que tiene en otros sitios del organismo como el pene y el corazón por una alteración de su arquitectura generada incluso por disminución en la irrigación pélvica.