Configurar seguimiento por correo

Torsión de testículo: Una urgencia real


La torsión testicular es un problema de salud, no tan extraño en adolescentes jóvenes, previamente sanos y que cuando se presenta es una auténtica urgencia urológica.
Se caracteriza por un dolor intenso, súbito en uno de los dos testículos, no explicada por traumas o infecciones que parece empeorar en el tiempo.
El diagnóstico puede confirmarse con una Ecografía dopler o bien con una gamagrafía de testículo que demuestren la disminución del flujo hacia el órgano que es el causante de los daños.
La única solución es la cirugía realizada dentro de las primeras 6 horas del diagnóstico que puede incluir o no la fijación del testículo del otro lado.
Si por algún motivo el testículo no se intervino oportunamente y se deja evolucionar, el paciente presentará una severa inflamación que irá cediendo con los días hasta que termine en una auténtica atrofia de ese testículo que es el estado final.