Configurar seguimiento por correo

Uso del Botox en Urología



Por supuesto, todos sabemos que la toxina botulínica ha sido popularizada por los cirujanos plásticos para usos estéticos en especial pequeñas correcciones faciales, en otras palabras, la desaparición de pequeñas arruguitas del rosto. Sin embargo en cada día aumenta el uso urológico del Botox (que es una marca), para pacientes con vejigas hiperactivas o mal funcionamiento del esfínter externo urinario. En manos expertos es un procedimiento seguro y que puede ser de enorme beneficio para pacientes aquejados de síntomas urinarios bajos en que por su severidad o por su no respuesta a otros tratamientos la toxina surge como una oportunidad de oro. Por su relación con disfunciones sexuales ofrecer un tratamiento para estos problemas urinarios puede mejorar de manera notable incluso la vida sexual de las parejas.