Configurar seguimiento por correo

El Panax Ginseng como afrodisíaco


El Ginseng es una raíz de la familia Araliaceae de origen milenario Oriental, aunque se consiguen otras variedades incluso Americanas. Posee unas substancias llamada Ginesoides que ha sido utilizado tradicionalmente contra la fatiga y como tónico general para dar vigor a varios sistemas corporales. En Rusia acuñaron el término adaptógeno, para describir una hierba o sustancia que puede aumentar la resistencia del cuerpo hacia el agobio y que promoviera mayor vigor a la persona que lo consumiera. Por lo tanto el ginseng coreano, junto con el ginseng americano, se han considerado como hierbas “adaptógenas”. Los ingredientes activos presentes en al planta pueden estimular el sistema inmunitario (de defensa) del organismo, por lo cual el ginseng pudiera jugar un papel en el tratamiento o prevención de algunos tipos de cáncer, aunque falta aún investigación clínica adecuada para confirmarlo. Esta especie también puede disminuir los niveles de azúcar en la sangre, por lo que puede ser útil en el tratamiento de la diabetes tipo 2, aunque solo como un coadyuvante de los tratamientos ortodoxos. El Ginseng ha sido utilizando para tratar la impotencia masculina y el decaimiento en el deseo sexual, aunque no todos los experimentos clínicos han sido positivos al respecto. Es muy popular en este aspecto y podría ser que el efecto placebo fuera responsable del éxito inusitado en ciertos pacientes. Al igual que con varias otras plantas medicinales y suplementos herbarios disponibles en el mercado actual, la calidad de los productos que dicen contener ginseng puede variar significativamente, entre diversas marcas y presentaciones. De hecho, algunos productos pueden contener muy poca o ninguna cantidad del ginseng verdadero. Una planta emparentada con el ginseng coreano es el llamado “ginseng siberiano” o eleuterococo, no es un ginseng verdadero y es utilizado para adulterar algunos productos que supuestamente contienen ginseng auténtico.