Configurar seguimiento por correo

Medicamentos inhalados para el sexo


El futuro de los medicamentos sexuales está asegurado por el mercado. Desde la llegada del Viagra en 1998, los usuarios no se contentan con productos que funcionen a medias. En cada vez son más demandantes no solo de costos razonables, sino de rapidez de acción, mínimos efectos secundarios, potencia, duración. En este orden de ideas los medicamentos orales seguirán reinando un buen tiempo, sin embargo llegarán otras presentaciones con muy buenas posibilidades como los geles para las hormonas y los productos inhalados que ya empiezan a debutar en substancias tan importantes como la insulina. En sexualidad uno de los primeros en anunciarse es el PT-141 o bremelatonida que funcionaría más como estimulante sexual en hombres y mujeres que como tratamiento de disfunción eréctil.