Configurar seguimiento por correo

Diabetes y Disfunción Eréctil


Existe una estrecha relación entre la diabetes y los problemas de disfunción sexual, en especial con los de disfunción eréctil. El mundo entero, en especial los países desarrollados sufren actualmente una epidemia de lo que ha llamado "dia-obesidad" que junto con el calentamiento global y el envejcimiento de las poblaciones constituye uno de los problemas ecuménicos de la humanidad. El paciente diabético posee no solamente un ambiente metabólico negativo para crear una erección adecuada por su hiperglicemia, sino que tiene un deterioro de su endotelio a nivel general y del estado de su pene en particular que le produce alteraciones del músculo liso con fibrosis. La diabetes entre otros daños afecta irremediablemente la "vasa vasorum" y la "vasa nervorum", es decir los pqeuños vasos y nervios que se encargan de nutrir las arterias, sobretodo las de mayor tamaño que funcionan de manera inadecuada. Queda claro que diabetes y disfunción erécil están ligados de diferentes maneras: vacular, neurológica e incluso psicológicamente. El mejor tratamiento además de los medicamentos orales, inyectables o prótesis es un buen control de la enfermedad de base.