Configurar seguimiento por correo

Medicamentos inyectados para el sexo



Los medicamentos inyectados para mejorar la erección son incluso más antiguos que los medicamentos orales que se usan actualmente. La papaverina fue el primero utilizado luego que el Dr Ronald Virag, un cirujano vascular Francés, descubriera que producía marivillosas erecciones en pacientes sometidos a cirugías arteriales que necesitaban algo que dilatara el vaso distal. Actualmente se utilizan medicamentos puros y mezclas. El más utilizado es la prostaglandina E1, llamado comercialmente Caverject de Pfizer o Edex. Adicionalmente existen la papaverina del comienzo, la fentolamina y otros de uso menos frecuente como la clorpromazina. Cuando se juntan en mezclas dependiendo del número de substancias utilizadas el resultado se llama bimix, trimix, tetramix o incluso pentamix. Con adecuadas instrucciones el paciente puede utilizar los medicamentos en autoinyección con muy buenos resultados para la erección, excepto la natural resistencia al uso de las agujas y más si debe pincharse directamente el pene. Los efectos secundarios y complicaciones son pocos: además del dolor, los hematomas y rara vez la infección o la fibrosis secundaria.