Configurar seguimiento por correo

La palabra fornicar deriva del latín "fornice", que significa "la curvatura interior de un arco", puesto que era bajo las bóvedas de los puentes donde se podían alquilar los servicios de las prostitutas en la antigua Roma.