Configurar seguimiento por correo

Los Golem


Los Golem son criaturas creadas a partir de materia interte a la que se le insufla la "chispa divina" que les permite cobrar vida. Son fabricados de material incompleto o embriónico; un ejemplo típico es el barro, por tanto Adan según el judaísmo es un "Golem". Varios atributos del Golem fueron añadidos gradualmente con el tiempo. En muchas historias el Golem lleva grabadas palabras mágicas o religiosas que le dan vida y lo mantienen animado. Grabando los nombres de Dios en su frente, (o en una tablilla de arcilla bajo su lengua), o bien la palabra Emet ('verdad' en hebreo) en su frente son algunos ejemplos frecuentes. Al borrar la primera letra de 'Emet' para formar 'Met' ('muerte' en hebreo) el Golem podía ser destruido o desactivado, quedando solamente su cuerpo de barro inerte. Los Golems no son inteligentes; si se les ordena llevar a cabo una tarea, tardarán y las instrucciones las ejecutarán literalmente. Cuando se fabrica un ser de este tipo se supone que es marcado desde el principio para servir a su creador en un determinado sentido; por lo tanto un "Golem" no tiene voluntad propia y a menudo la palabra es sinónimo de "torpe". Se supone que la mayor incapacidad del Golem era la incapacidad de hablar. Para hacerlos más cercanos los "Golem" pueden tener fluídos de su creador como saliva, sangre o incluso semen.