Configurar seguimiento por correo

El pene áureo (Segunda parte)

Si el secreto matemático para la construcción de casi cualquier estructura natural, cumpliendo con los objetivos de ser estable e incluso que se puedan reproducir es la inclusión de la razón áurea en su diseño, por supuesto para el ensamble de una estructura tan singular y con tanta responsabilidad en la reproducción como el pene, la naturaleza ha utilizado las dimensiones áureas y todo el poder de la geometría fractal en varias de sus partes. Se podría conjeturar que en el pene la estructura fractal tiene los siguientes objetivos:a) Como una forma de evolución de las estructuras de soporte del pene que consiguieron pasar de penes cartilaginosos u óseos de los animales a una estructura que consigue erección solo con el llenamiento de sangre en los humanos.
b) En la búsqueda de las formas más adecuadas de conseguir rigidez peneana, puesto que es fundamental no solo que exista tumescencia de sangre sino auténtica rigidez que convierte al pene en una punta de lanza en su entrada a la vagina.
c) Como una manera de ser más efectivo en mantener la “fuerza axial” que es realidad la fuerza que vence la resistencia que ofrece en un momento dado el tejido de la vagina.
d) En general, como una forma más efectiva de lograr la función del sistema eréctil puesto que la geometría fractal y el diseño áureo facilitan la formación del tejido y el funcionamiento adecuado del mismo.Diferentes estructuras del pene forman triángulos y cuadrados áureos que implican que en el pene también está escondido el gran mensaje matemático de la naturaleza.
(Continúa)