Configurar seguimiento por correo

Andropausia: El nombre de la enfermedad sin nombre


Efectivamente los hombres podemos padecer en algún momento de la vida una condiciòn semejante a la menopausia femenina, palabra que viene del griego: "Cesaciòn del flujo menstrual" y es inadecuada para ser usada en hombres. Lo complejo del asunto a sido encontrar un nombre que se ajuste a las caracterìsticas del problema. Andropausia por ejemplo que es universalmente utilizada y es eufónica con menopausia tiene el problema intrìnseco de no ser correcta puesto que lo "Andro" o masculino nunca cesa. Climaterio masculino es una forma elegante de aludir al problema, sin embargo no es de universal aceptación. Sìndrome de ADAM se usa más en los últimos años por su alusión al padre bíblico de la humanidad, es una abreviatura de "Androgen deficiency of aging male" o en Español "Deficiencia andrògenica del hombre de edad madura". Esta última forma de llamar a la enfermedad alude directamente al problema: La deficiencia de testoterona complica el proceso de envejecimiento masculino y le agrega una serie de trastornos que en teoría pueden corregirse con el suministro correcto, ordenado y monitorizado de hormonas externas. Es cierto que el proceso de envejecimiento todo se confunde con el ADAM, hasta el punto que es realmente difìcil discriminar sus límites, sin embargo el cúmulo de patologìas asociadas a una genuina andropausia como síndrome metábolico, disfunción eréctil, baja de la líbido, osteoporosis, depresión, enfermedad cardiovascular (incluyendo infarto del miocardio), diabetes de difícil tratamiento y sobretodo muerte temprana, justifican plenamente el intentar diagnóstico y tratamiento oportunos. La búsqueda de esta enfermedad hace parte de la "Cultura de la prevención" que se recomienda hoy para los hombres de todas las edades.