Configurar seguimiento por correo

Fisioterapia peneana


La única fisioterapia peneana posible es tener erecciones ("Las erecciones son buenas para las erecciones").  Sea esto claro o no, existen diferentes condiciones (incluso etapas) de la vida en que las erecciones se disminuyen peligrosamente: Por enfermedad, por pérdida de la pareja, por situaciones de estrés y otras tantas más.  Las personas suelen alejarse de la actividad sexual y perder las erecciones sexuales y por su estado tener una disminución (intrínseca) de las erecciones nocturnas protectoras.  El riesgo es la fibrosis peneana, irreversible y que empeora el resultado hacia el futuro.  Dos soluciones:
- Estímulo directo genital: Este tìpo de caricias que buscan conseguir una erección pueden ser con y sin eyaculación, además pueden ser con y sin pastillas (IPDE 5 como Sildenafil, Tadalafil o vardenafil) que mejoren la calidad de la erección.
- Relaciones sexuales: Por supuesto una forma de fisioterapia peneana es exponerse a la relación sexual.  Igual puede ser con pastilla o sin pastilla.
Conclusión: La mejor fisioterapia para el pene es tener erecciones frecuentes.