Configurar seguimiento por correo

Prosvent, poderosa fitoterapia para la próstata


El Prosvent, una poderosa fitoterapia para la hiperplasia prostática benigna contiene los siguientes elementos pygeum Africanum, Lycopenes, Extracto de raíz de urtica dioica, Saw Palmetto, Pumpkin Seed Oil (Aceite de calabaza), Vitamina E ,D, Zinc y Selenium. Todos se han mencionado como potenciales tratamientos para la próstata. Adicionalmente transcribo de la página oficial (http://www.prosventespanol.com/healthtips.html) las recomendaciones del Dr. May para cambiar el estilo de vida a fin de fomentar la salud de la próstata y la función urinaria:
1. Primero, adopte una dieta sana, baja en calorías, baja en grasas y con mucha protección antioxidante. La disminución de la ingesta de grasas es un paso clave. Las dietas altas en grasas se asocian con una mayor incidencia de obesidad y cáncer de próstata. Aumente el consumo de frutas y vegetales, con especial énfasis en los productos que contengan tomates cocidos, que poseen un alto contenido de licopeno.
2. Reduzca el consumo de leche, queso, helado y evite la ingesta elevada de suplementos de calcio ya que algunos estudios muestran la posibilidad de un aumento del riesgo de cáncer de próstata avanzado con un nivel muy alto de ingesta de calcio en la dieta.
3. Consuma té verde. Es un antioxidante poderoso que aparentemente brinda algún tipo de protección contra el cáncer de próstata.
4. Reduzca el consumo de bebidas que contengan grandes cantidades de alcohol o cafeína, que pueden irritar la próstata.
5. De ser posible, evite el consumo de drogas tales como antihistamínicos y antidepresivos, ya que pueden interferir con los impulsos nerviosos de orinar. También evite drogas tales como descongestivos, broncodilatadores e inhibidores del apetito, ya que podrían estimular la próstata.
6. Evite el frío extremo, ya que puede disminuir el impulso de orinar.
7. Trate de reducir los niveles de estrés generales.
8. No contenga ni ignore el impulso de orinar.
9. Vuelva a "entrenar" y desarrollar sus hábitos urinarios: vaya al baño regularmente, no sólo como respuesta a un impulso de evacuar.
10. Tómese el tiempo necesario para permitir que la vejiga se vacíe por completo. En ocasiones, el hecho de sentarse puede ayudar.
11. Restrinja el consumo de líquidos luego de la cena, para reducir las idas al baño durante la noche.
12. Realice ejercicios pélvicos en el piso para aumentar el tono muscular y así prevenir pérdidas. Se los conoce como ejercicios Kegel, por medio de los cuales usted inicia y detiene el proceso de orinar de forma voluntaria.