Configurar seguimiento por correo

Mitos sobre el himen o la corona vaginal

Los mitos sobre la ahora llamada "corona vaginal" o himen son incesantes.  El cambio de nombre busca ampliar el conocimiento sobre una zona anatómica tan ignota.  Su estrecha correlación con el concepto de "virginidad" sin duda contribuye a esta situación.  El himen está localizado 1-2 cm en el introito vaginal y corresponde a un pliegue de la mucosa que puede tener diferentes formas según muestra la figura adjunta.  Incluso el color y el grosor pueden variar bastante, desde una capa transparente hasta una membrana más gruesa de asepecto rosa pálido o rojizo.  Que esté por completo cerrado puede ocurrir y será necesario un pequeño procedimiento de ruptura o apertura para que el flujo menstrual pueda salir.  La ruptura del himen ocurre generalmente con la primera relación sexual con penetración, pero también podria suceder con maniobras de masturbación o incluso con la simple insersión de un tampón.  Màs improbable es el riesgo de ruptura montando a caballo o en moto.  Existen muchos mitos sobre la "desfloraciòn" o "pérdida de la virginidad" que es un concepto más filosófico, que anatómico.  El sangrado es factible al romperse el himen, pero puede no ocurrir.  Finalmente es también un mito el  saber si una mujer a tenido o no relaciones sexuales previas por el dolor o el sangrado que pueda manifestar durante la relación sexual, lo que no significa que el reconocimiento detallado puede usarse como parte de un examen médico legal con otros fines.