Configurar seguimiento por correo

Amputación de pene

Difícil encontrar una tragedia peor para un hombre,  que una amputación de pene. No es solo el aspecto sexual, sino también el urinario que debe resolverse de inmediato con la colocación de una sonda de cistostomía por el abdomen.  Las causas son variables: Desde mordeduras (animales y también humanas), hasta accidentes laborales, de tránsito y por supuesto la auto mutilación o el castigo que se usa salvajemente en ciertas culturas (ojo por ojo). Dependiendo del tiempo y el estado de conservación del pene puede intentarse una cirugía de reconstrucción inmediata con resultados variables.  Al menos estéticos y de funcionamiento de la uretra, porque la erección dependerá del grado de fibrosis que se desarrolle.  A largo plazo pueden intentarse implantes con colgajos como el famoso "Flap chino" en el que se usa antebrazo para reconstruir.