Configurar seguimiento por correo

Anticonceptivos masculinos. ¿En qué vamos?


Hasta el momento solo existen tres métodos efectivos de anticoncepción masculina: El método del ritmo, el condón y la vasectomía.  Cada uno tiene su limitación de oportunidades.  El ritmo es inseguro, el condón no es para todas las etapas de la vida y la vasectomía es un método definitivo.  Por tanto es largamente esperada la llegada de alguna "píldora" que como en las mujeres, resuelva el antiguo asunto de un anticonceptivo propiamente masculino.  La única opción, como en las mujeres, es modificar la espermatogenesis (producción de espermatozoides) desde el eje hipótalamo-hipófisis-gónadas) y esto implica que la opción debe ser hormonal.  El mejor candidato de siempre ha sido la testosterona, pero por diferentes resultados de estudios, está claro que no será usada como monoterapia, sino en combinación con algo más.  También se están investigando preparados de progesterona, antiandrógenos como la ciproterona, además de agonistas y antagonistas de la GnRh.  El listado completo puede verse en la foto, advirtiendo que una búsqueda tan denodada deberá dar frutos en un futuro cercano.