Configurar seguimiento por correo

El temible virus del PVH



Cualquier consideración que se haga frente al virus del PVH se queda corta y la razón fundamental es su amplia distrubicíón en el mundo, su crecimiento desmesurado, su capacidad de transmisión venérea y muy especialmente su vocación como asesino de mujeres al estar involucrado en la génesis del cáncer de cuello uterino. El virus pertenece a la familia papillomaviridae, con un genoma compuesto por una cadena doble de DNA en forma circular. Invade el nucleo de las células epiteliales escamosas y utiliza de ahi en adelante la diferenciación del epitelio para regular su propia replicación. Los tipos virales de mayor riesgo son el 16 y el 18, en especial el primero que solo es responsable de 70 % de los cánceres cervicales. Sin embargo se calcula en 15, los tipos de PVH relacionados con cáncer. Los tipos 6, 11, 31 y 35 se relacionan con condilomas acuminados y no con cáncer y tienen alto grado de regresión espontánea luego de 3-5 años de infección. En hombres existe una relación del tipo 16 también con cáncer de pene e incluso con cáncer de próstata. Existen dos tipos de vacunas aprobadas: El Gardasil (Tetravalente) y el Cevarix (Bivalente), que no son la panacea pero ocupan un lugar importante en el manejo de esta enfermedad.