Configurar seguimiento por correo

DHEA revitalizada


El asunto de la DHEA (Dihidroepiandrosterona) es definitivamente sorprendente.  Un andrógeno suprarrenal, aparentemente de acción débil, evolucionado para actuar en los humanos, con unos receptores no muy claros, pero que en definitiva tienen una acción fundamental en el funcionamiento cerebral.  Esto implica no solamente la parte del deseo sexual, sino también en otras funciones cognitivas superiores.  Otra buena noticia: es igual de importante en las mujeres.  Una mala noticia: Aunque existen múltiples presentaciones orales disponibles, no se ha encontrado una que sea definitivamente superior en efectos y cuya absorción garantice la recuperación de los niveles en sangre.  La dosis puede variar entre 25 y 100 mg diarios, dependiendo de cual sea el efecto que se busca (antienvejecimiento o sexual).