Configurar seguimiento por correo

Heridas de bala en en el pene


Las heridas de bala en el pene suelen ser un evento frecuente en los servicios de urgencia que ameritan el máximo cuidado para resolverlas adecuadamente.   La prioridad como en otros órganos es el control inmediato del sangrado que pude incluso necesitar llevar el paciente a cirugía; el segundo punto es evitar la infección que se logra con el uso de antibioticos profilácticos y un adecuado debridamiento de los tejidos; pero quizás el más importante es la protección de la uretra que puede lesionarse severamente con estas heridas. Ante duda de trauma se necesita mínimo el uso de una sonda de Foley y en casos de daño evidente, entrar a cirugía para corregir los daños.  La función eréctil dependerá del grado de cicatriz de los cuerpos cavernosos, por eso a menudo es necesario el uso del dopler peneano para evaluar las secuelas.