Configurar seguimiento por correo

Indemnización con Viagra. Suerte u obligación?



El caso colombiano de un abogado que deberá recibir su ración de Viagra luego de una disfunción sexual atribuida a un episodio traumático luego de estar involucrado en un motín carcelario, pone de presente la idea de nuestros legisladores (y periodistas) sobre los tratamientos de disfunción sexual: son algo extraordinario, una conquista en tribunales.  Nadie ha pensado que el tratamiento debió suministrarse desde el primer momento del diagnóstico?  ¿Esto pasaría con una diabetes, por ejemplo?  Esta es la falsa idea que los tratamientos sexuales son premios, indemnizaciones, conquistas.  Que torpeza!