Configurar seguimiento por correo

Fútbol y sexo. ¿Hay problemas?


Siempre que llega el Mundial de Fútbol o cualquier evento deportivo importante, se desata la inevitable polémica acerca de los beneficios o no de tener sexo antes de los partidos. Debemos tener en cuenta que estamos hablando de individuos jóvenes, sanos y  en plenitud de condiciones sexuales.  El daño intrínseco de una relación sexual estándar sobre el desempeño deportivo es muy discutible, pero no existe duda que las circunstancias, que pueden variar, podrían influir de manera determinante con el deportista.  Si la situación sexual ocurre en un ambiente de licor y violación de horarios, de las estrictas normas de una concentración el efecto será negativo; si el deportista estuviera con alguien que le contagiara una enfermedad venérea, sin duda habría problemas; si por culpa de una relación furtiva, su relación habitual tambalea y causa efectos psicológicos, sin duda sería una situación negativa. Ahí es donde entendemos a los directores técnicos que cortan de cuajo cualquier riesgo y terminan prohibiendo por decreto cualquier tipo de actividad sexual para sus pupilos.