Configurar seguimiento por correo

Cólico por cálculos. ¿Qué se recomienda?


El llamado cólico renal o nefritico, corresponde a la obstrucción de la vía urinaria por uno o más cálculos.  Produce un dolor agudo, lancinante, que desespera al paciente y lo pone a caminar de un lado a otro.  Responde más o menos bien al uso de opiáceos y antiespasmódicos, pero suele reaparecer en pocas horas si el calculo no ha salido.
TIPS DE MANEJO Y MITOS ASOCIADOS
1- Los cálculos no se pueden disolver mágicamente.  Se necesitan procedimientos como ureteroscopia o litrotripcia para hacerlo.
2- Los cálculos menores de 0,5 cm (5 mm) tienden a salir fácil, de aquí en adelante cada vez será más difícil.
3- Tomar agua en exceso puede ser arma de doble filo.  Grandes cantidades de liquido en un riñón obstruido podrían aumentar el dolor, aunque si el paciente está trabajando para arrojar el calculo, los líquidos son fundamentales.
4- La cerveza poco ayuda a arrojar cálculos.
5- Pueden haber cálculos "silenciosos" que no duelen y que pueden dañar el riñón obstruido.
6- Cada vez se hacen menos cirugías abiertas para corregir el problema.  Su médico debería ofrecerle, si no va a realizar un tratamiento conservador, una cirugía endoscopica o bien una litrotripcia externa, según sea el caso.