Configurar seguimiento por correo

Semen con pus o pioespermia


El semen purulento es por supuesto una señal inequívoca de infección en la próstata (Prostatitis) o en las vesículas (vasovesiculitis).  El semen se vuelve blanquecino, espeso, turbio, en veces maloliente.  Frecuentemente existen síntomas urinarios irritativos.  En veces la infección no es sintomática pero si registrada en el espermograma con aumento de las llamadas células redondas que ameritan tratamiento por el aumento de la infertilidad.