Configurar seguimiento por correo

Hemodinamia del pene


El pene es un aparato fascinante de ingeniería que debe cumplir con unas condiciones fundamentales para funcionar adecuadamente.  Lo primero es el influjo suficiente de sangre que viene por unas arterias delgadas, que se lesionan en su capacidad con los cambios del envejecimiento; lo segundo es que ese influjo de sangre debe ser suficiente para bloquear las venas localizadas en la periferia que deben generar un fenómeno de ahorro de sangre llamado "venoclusión", en donde con muy poca sangre se puede conseguir la rigidez.  Esta hemodinamia está respaldada por una construcción singular y una bioquímica muy potente que contiene las substancias que respaldan el proceso de la erección.