Configurar seguimiento por correo

Traumas catastróficos de los genitales


Los traumas catastróficos de los genitales suelen ser una gran calamidad.  Al daño anatómico se suma el daño funcional, cuando no la vida del paciente por el enorme riesgo de sangrado que genera la descomunal irrigación en esta zona de la anatomía.  Se involucran no solamente los órganos genitourinarios, sino otros vecinos como el colon o el esqueleto oseo, que no hacen sino complicar el manejo.  Ya de por su comprometido.  Curiosamente el primer objetivo, además del control de daños, es que el paciente tenga una vía expedita para orinar.  De ahí en adelante ser irán resolviendo cada uno de los hechos que se presenten, en un paciente que será para todo el resto de su vida.