Configurar seguimiento por correo

Los apéndices de Morgagni


La torsión de apéndices testiculares es un diagnóstico diferencial obligado  en el dolor agudo con o sin inflamación. Según al autor Hawtrey, ocurren en un  32% como causa de escroto agudo; generalmente es unilateral aunque están descritos casos de torsiones apendiculares sincrónicas; es más frecuente entre los 7 y 12 años pero puede ocurrir en adultos. Cuatro posibles apéndices intraescrotales hacen cuadros de torsión: El apéndice testicular o hidátide de Morgagni es un remanente de los conductos  Mullerianos que es responsable de un 92% de las torsiones; el apéndice de la cabeza del epidídimo u “órgano de Haller” que es un remanente Wolffiano y aporta el 7% de las torsiones; el “órgano de Giraldes”, también llamado paradídimo u “órgano innominado”, remanente wolffiano, con un 0,7% y el vas aberrans que es un remanente mesonéfrico localizado en la unión entre cuerpo y cola del epidídimo con un 0,3%.