Configurar seguimiento por correo

Sospecha de abuso sexual infantil


El reconocimiento de abuso sexual infantil es vital en la sociedad actual, puesto que es una situación intolerable.  Ante el requerimiento de alguna autoridad, el profesional designado debe tener en cuenta al menos cinco aspectos:
1- La historia es crucial y deben incluir a los cuidadores del niño. Pueden existir 4 situaciones diferentes: El cuidador sospecha el abuso, El niño presenta una queja, El niño tiene una queja no relacionada directamente con lo sexual, la última es cuando el niño se presenta para una evaluación de una enfermedad y durante el examen de rutina se encuentra algo sospechoso de abuso.
2- El examen físico debe incluir no solo la parte genital sino también anal.
3- El niño (a) nunca debe ser restringido (amarrado, atado, maniatado) para realizar el examen puesto que eso configuraría un segundo abuso con el niño.
4- Las enfermedades venéreas deben ser buscadas, no solo por la necesidad de tratamiento, sino porque agravan el delito.
5- Todo es sospechoso, nada es sospechoso: Por supuesto ante una situación de abuso en niños, los adultos que participan en el proceso de solución pueden estar muy susceptibles y sospechando de los familiares o cuidadores del niño abusado.  No se trata de hacer acusaciones facilistas, pero todos los hechos deben ser tenidos en cuenta.