Configurar seguimiento por correo

La tragedia de los anillos en el pene




Cualquier objeto cilíndrico, rígido o no, puede causar una auténtica catástrofe en el pene, en razón de su naturaleza.  El principio es sencillo: el objeto entrará fácil, pero la salida será compleja.  Una simple tumescencia por el roce, un poco de edema linfático, bastará para que el anillo plástico, metálico, de látex, se ajuste sobre el pene y comience una delicada situación que por momentos trasciende la medicina.  La necrosis, el daño permanente, la semiamputación y las secuelas están aseguradas. Existen los anillos chinos o controladores de flujo que tienen una función diferente. Pero,  si quiere oir un buen consejo: No use anillos (no diseñados) de ningún tipo en el pene.